Archivo
Checa estas situaciones que pueden ocurrir cuando eligen dar el gran paso a una vida juntos

Mudarte con tu pareja es algo realmente emocionante, aunque muchos digan que es pasar por un verdadero infierno debido a los múltiples retos que tendrán que enfrentar como la limpieza, el adaptarse el uno al otro y la decoración del hogar…

Ahora bien, te has puesto a pensar qué pasará si uno de los dos pierde su trabajo, ¿quién pagará el alquiler? ¿Y si tu pareja o tu sienten asco por lo que cada uno  hace en el sanitario?

En fin, todo es cuestión de adaptarse y de mucho, mucho amor. 

A continuación 10 cosas que debes tener en cuenta antes de recoger las llaves de tu nuevo “nidito de amor”:

1. Hablen y lleguen a un acuerdo respecto a  la igualdad, la limpieza y la higiene de su nueva casa...

2. Desarrollen un plan económico para que en caso de que uno de los dos se quede sin trabajo, tengan un colchón para vivir en lo que sale algo.

3. No quieran gastar mucho dinero en muebles. Lo mejor es que busquen algo que se adapte a su economía y que sea útil.

4. Cada quien debe asumir sus responsabilidades. Si sabes que se te cae el cabello y tapas la regadera, limpia antes de que eso suceda.

5. Organicen su despensa, traten de comer más saludable.

6. Si tienen cuentas conjuntas, hagan una lista de pago mensual para evitar intereses que después los ahorquen.

7. Hagan lo que hagan, consigan internet antes que cualquier cosa. Lo necesitarán...

8. Es posible que uno regañe al otro por detalles como el asiento del retrete arriba o la pasta de dientes abierta. Tómenlo con calma, no se acaba el mundo.

9. Si van a llegar tus amigos, hablen de los horarios de ambos o bien, si van a salir también organicen la situación para evitar pleitos. 

10. Platiquen de sus costumbres, molestias y manías de cada uno para buscar la manera de complementarse mejor.