Agentes de seguridad comprueban los daños en el restaurante Pizza House después de que al menos 10 personas murieran cuando un atacante suicida colisionó su coche con explosivos contra el edificio en Mogadiscio, Somalia. Foto: EFE
El terrorista suicida hizo estallar su coche sobre las 20:00 horas locales ante la entrada del restaurante "Posh", informó a dpa el policía Ali Hassan.

Al menos 26 personas murieron y 35 resultaron heridas cuando seis combatientes de la milicia terrorista Al Shabaab atacaron dos populares restaurantes en la capital somalí, Mogadiscio, informaron hoy las fuerzas de seguridad.

Un terrorista suicida hizo estallar el vehículo en el que estaba delante del restaurante "Posh", ubicado en un hotel, a última hora del miércoles. Combatientes armados asaltaron entonces el restaurante y la pizzería cercana y abrieron fuego contra los presentes, según contaron a dpa testigos y las fuerzas de seguridad.

En la mañana del jueves soldados somalíes pusieron fin en uno de los restaurantes a una toma de rehenes que duró once horas. Las autoridades señalaron que los seis atacantes fueron abatidos.

La milicia terrorista Al Shabaab se adjudicó la acción en declaraciones a la emisora Al Andalus. Los objetivos a atacar son locales de ocio nocturnos en los que se hacen negocios no islámicos, según dijeron.

El terrorista suicida hizo estallar su coche sobre las 20:00 horas locales ante la entrada del restaurante "Posh", informó a dpa el policía Ali Hassan. La detonación también afectó al local vecino, "Pizza House", asimismo muy concurrido.

Las fuerzas de seguridad encontraron en la mañana de hoy los cuerpos sin vida de ocho personas en la pizzería. Seis de las víctimas eran mujeres, a las que al parecer dispararon los terroristas.

De uno de los restaurantes fueron liberadas algunas personas, según señaló un miembro de las fuerzas de seguridad. Entre esas personas había keniatas y etíopes.

"Toda mi ropa estaba salpicada de sangre y tenía un trozo de carne (humana) mientras la gente sentada alrededor estaba muerta o herida", contó a dpa Said Yare, un cliente de la pizzería.

"Había sangre por todas partes, cadáveres dentro y fuera del restaurante", agregó.

Varias personas pasan junto a un coche convertido en un amasijo de hierros tras un atentado suicida perpetrado contra un restaurante en Mogadiscio, Somalia. Foto: EFE

El primer ministro de Somalia, Hassan Ali Khaire, condenó el ataque terrorista calificándolo de "barbarie".

Naciones Unidas también condenó en duros términos el hecho. "No hay ninguna justificación para un atentado tan sangriento", dijo el máximo representante de la ONU en Somalia, Michael Keating. Los atentados son un revés para el objetivo de hallar una solución pacífica al conflicto en Somalia.

Los extremistas sunitas de Al Shabaab luchan desde hace años por el control de Somalia, donde quieren instaurar un Estado islámico. Su lucha ha segado ya la vida de miles de personas en este país africano.

La televisión árabe Al Arabiya informó en base a datos del Africa Center for Strategic Studies, con sede en Washington, que tan sólo el año pasado Al Shabaab mató a 4,200 personas.

La misión de la Unión Africana para Somalia tiene desplegados más de 20,000 soldados en el país, para ayudar al Gobierno a luchar contra Al Shabaab.