Bienvenida. Después de 5 años de su lanzamiento, Google Flight anunció su llegada a tierras mexicanas. / TOMADA DE GOOGLE FLIGTH
La nueva herramienta ofrecerá al usuario información más precisa de costos y rutas de vuelos en México

CDMX.- Luego de cinco años de salir al mercado, Google Fligts aterrizó este jueves en tierras mexicanas.

La nueva herramienta de Google permite a los viajeros hacer reservas de avión, saber en qué temporadas aumentan los precios de los boletos y obtener información general de aerolíneas.

Esta función ha llegado al País para ofrecer a los usuarios mexicanos información más precisa de los costos en moneda nacional con respecto a las rutas en el territorio mexicano, según explicó a El Financiero, el gerente de comunicación de producto de Google, Fiorella Fabbri.

Para hacer uso de la herramienta, sólo se tiene que entrar al sitio, elegir un destino y las fechas deseadas para emprender el vuelo y de esta manera el usuario recibirá la información que requiere.

“Si tienes una fecha determinada los partners, que son principalmente las grandes aerolíneas en México, te dan opciones; si no tienes una fecha definida, pero si una zona, (...) puedes ir a la opción ‘Explorar’ y poner, por ejemplo, América del Sur, abril y una semana de viaje, y te va arrojar opciones de destinos populares, los precios y tarifas de aerolíneas”, explicó Fabbri.

OTRAS OPCIONES
Adicional a lo que ofrece Google Flights, la herramienta también permitirá al usuario darle seguimiento a una ruta sin hacer alguna reserva para que, al momento de que alguna compañía baje o suba la tarifa de su vuelo, llegue una notificación por correo electrónico.

Si el usuario está interesado en un destino en particular, podrá proceder a hacer el pago directamente a la aerolínea o mediante la plataforma de despegar.com.

“El objetivo de Google Flight es organizar toda la información respecto a vuelos y acercarle al usuario toda esta información, ellos mismos son los que van determinando por prioridades cuál es el mejor”, concluyó Fabbri. 

Con información de El Financiero y Unocero