El productor e icono del hip hop Jay-Z se convirtió en la noche del jueves en el primer rapero que ingresa en el Salón de la Fama de los Compositores. Foto: Dancehall HipHop
A lo largo de los más de dos minutos que duró su intervención, Obama se declaró como verdadero fan del rapero.

El productor e icono del hip hop Jay-Z se convirtió en la noche del jueves en el primer rapero que ingresa en el Salón de la Fama de los Compositores, a lo que además sumó otro honor: el encargado de pronunciar el discurso tributo fue nada menos que el ex presidente estadounidense Barack Obama.

"Creo que Carter y yo nos entendemos bien. Nadie que nos hubiera conocido de jóvenes habría esperado que estemos donde estamos", dijo Obama en un videomensaje sobre su "amigo" Jay-Z, cuyo nombre de pila es Shawn Carter. "Los dos sabemos lo que significa no tener padre y crecer en un entorno humilde", añadió el ex mandatario, agregando que ambos han intentado abrir puertas a las siguientes generaciones.

A lo largo de los más de dos minutos que duró su intervención, Obama se declaró como verdadero fan del rapero. Según contó, en muchos de sus discursos citó abiertamente las letras de Jay-Z o hizo alusión a ellas. Además, dijo estar bastante convencido de haber sido el único presidente que escuchaba música de Jay-Z en el Despacho Oval. "Puede que esto cambie algún día, pero estoy bastante seguro de que actualmente es así", añadió.

Por su parte, Jay-Z, que no pudo asistir a la ceremonia celebrada en Nueva York, envió un mensaje de agradecimiento al ex mandatario a través de Twitter, donde calificó a Obama como "el mejor rapero de todos los tiempos". La ausencia del artista hizo además que se dispararan los rumores sobre el posible nacimiento de los gemelos que espera junto a la cantante Beyoncé.