El Gobierno del Estado adquirió en el 2014 un programa para la localización e intervención de teléfonos para la investigación de secuestros, lo que generó suspicacia en algunos políticos coahuilenses, quienes acusaban que el equipo era utilizado para espionaje

Luego de que el diario The New York Times reportó que periodistas y activistas mexicanos han sido espiados con un software llamado Pegasus  por el Gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, el caso recordó el equipo adquirido por el Gobierno de Coahuila para intervenir teléfonos, cuya versión oficial tras darse a conocer fue que se utiliza para casos de secuestro.
 
El diario norteamericano publicó que personajes como Carmen Aristegui, Mario Patrón,  del Centro Prodh;  Juan Pardinas,  del IMCO; Carlos Loret de Mola, y Salvador Camarena de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), han sido espiados con un software adquirido por el gobierno.

“Este software malicioso, desarrollado por la firma israelí NSO Group1, es comercializado únicamente a gobiernos. Se ha documentado su adquisición por al menos tres dependencias en México: la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Procuraduría General de la República (PGR) y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN)”, indicó el reporte del NYT citando a Artículo 19 y R3D, “Gobierno espía”.
 
El software Pegasus sólo tendría que ser usado para investigar a criminales y terroristas, según las condiciones del fabricante, NSO Group
 
En octubre del año pasado, VANGUARDIA dio a conocer que el Gobierno del Estado adquirió en el 2014 un programa para la localización e intervención de teléfonos para la investigación de secuestros.

El sofisticado equipo para la intervención de telecomunicaciones tuvo un  costo de16.6 millones de pesos.

Sin embargo, el asunto generó suspicacia en algunos políticos coahuilenses, como  Armando Guadiana Tijerina, quien opinó que el sistema es utilizado para espiar a personajes políticos no afines al Gobierno.
 
Según el también empresario carbonero, el equipo realmente es usado para espiar los teléfonos de periodistas y  empresarios, entre muchos otros personajes de interés para el Gobierno del Estado.