Foto: Especial
Aunque todavía falta el cómputo depurado, PT, PVEM, PANAL, PESy MC están muy lejos de cumplir el mandato que impone la ley

Toluca.- Al menos cinco de los 10 partidos que existen en la entidad podrían quedarse sin financiamiento ordinario para el 2018 por haber tenido menos de 1 por ciento en la pasada elección. Aunque todavía falta el cómputo depurado, los partidos PT, PVEM, PANAL, PES y MC están muy lejos de cumplir el mandato legal.

De acuerdo a los resultados por partido, quien tuvo más sufragios de estos partidos fue el Verde con 76 mil 335 votos de los 6 millones depositados en las urnas, luego está el PT con 65 mil 659, Nueva Alianza 55 mil y Encuentro Social 41 mil 888. Esto les da porcentajes, a cada uno, menores a uno por ciento.

Todos ellos fueron rebasados por la candidata independiente Teresa Castell, quien alcanzó 130 mil 625 votos con mucho menos recursos, sin infraestructura y sólo 59 días de campaña. Los votos nulos también fueron superiores a los sufragios de estos institutos políticos al contabilizar 175 mil 931.

El Código Electoral vigente en la entidad establece que para gozar de financiamiento público ordinario los partidos necesitan reunir al menos el 3 por ciento de los votos válidos en la última elección, sea de diputados locales o de gobernador. Esto perjudica también las prerrogativas para buscar el voto, porque ellas se calculan tomando en cuenta la mitad del monto ordinario.

El porcentaje de 3 por ciento también es requisito para conservar el registro como partido político local. En todos los casos anteriores no pierden el registro porque son institutos nacionales y eso les permite seguir presentes en la entidad, pero sin recursos locales.

Carlos Loman Delgado, representante de Encuentro Social, reconoció que es un tema que deberán analizar de manera detallada, pero primero esperarán la conclusión de este proceso y resultados firmes para valorar su futuro.

"Queremos esperar los resultados para ver los efectos que provoca. No nos hemos metido al análisis hasta que concluya" pero reconoció que se enfrentarán a un nuevo escenario porque la mejor figura para competir era la candidatura común, sin embargo optaron por la coalición con las consecuencias de ella porque cada quien se queda con su votación.

"Fue con conocimiento de causa. Ahora más que preocuparnos por lo económico del siguiente año lo importante es terminar este proceso y ya pasaremos a la siguiente etapa".

Hasta hace unos procesos los recursos públicos se distribuían tomando en cuenta el porcentaje de votos en las elecciones de diputados, sin importar lo que obtenían en la de gobernador y la coalición permitía la transferencia de votos y con ello la sobrevivencia de los partidos de menor tamaño.

Javier Rivera, representante del PRD, apuntó que el tema del financiamiento deberá analizarse hasta el siguiente año, cuando se analice la distribución de recursos, tomando en cuenta las últimas reformas electorales que modifican los requisitos para recibir recursos públicos.