Situación. Ser reportero de a pie, y en general trabajar en los medios, cada vez es más riesgoso. / SANDRA GÓMEZ
México es un país difícil para el periodismo y en el norte se agudiza el problema

Antes que el sacerdocio, la tarea periodística corresponde a uno de los oficios más peligrosos para ejercer en México. Los registros indican que del 2000 a la fecha, han muerto por lo menos 126 periodistas, y hay otros 23 que han sido desaparecidos en el país.

En torno al asesinato del periodista Javier Valdez en Sinaloa, la Organización de las Naciones Unidas exigió a las autoridades mexicanas, a detener la ola de violencia contra periodistas y medios de comunicación, que hoy en día conjuntan poco más de 800 denuncias en los últimos seis años.

Coahuila no se salvaría de las agresiones; según datos de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra de la Libertad de Expresión (Feadle), del 2005 al 2016, en el estado se denunciaron al menos 39 ataques contra la prensa superando incluso a la situación de estados igualmente atacados por el crimen organizado durante esas fechas, tales como Nuevo León, Tamaulipas, y Michoacán donde hubo 9 denuncias, 36, y 26 respectivamente, en su mayoría por amenazas y abusos de autoridad.

NÚMEROS DE MIEDO
Correspondiendo a las denuncias de ‘’impunidad’ que hoy gritan los periodistas a manera de protesta por todos los rincones del país, las cifras de la Feadle dicen que a comparación de la Ciudad de México con 121 ataques, y Veracruz con 78 donde se giraron 64 y 32 averiguaciones con medidas cautelares; en Coahuila, de los 39 delitos que atentaron contra la libertad de expresión de un periodista o medio de comunicación sólo 17 casos fueron investigados bajo las mismas medidas de protección.

TAMBIÉN HUBO DESAPARECIDOS
Dentro del Informe Estadístico de la Fiscalía de agosto del 2016, las gráficas señalan que del 2005 a 2016, fueron reportados como desaparecidos 25 periodistas en México; cifra en la cual Coahuila ocupa el cuarto lugar con tres desapariciones después de Veracruz, Michoacán y Tamaulipas donde ocurrieron cuatro desapariciones, siendo nuevamente estados que se caracterizaron por la persecución del narcotráfico.

La misma cifra recalca que del total de desapariciones que se llevaron a cabo durante ese lapso de tiempo a nivel nacional; el 52% de ellas ocurrieron en la región noreste que comprende los estados de Coahuila, Durango, Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas y Zacatecas.

El dato
La cifra general a nivel nacional, dice que de los más de 800 casos de ataque contra la Libertad de Expresión, 306 fueron cometidos durante el año pasado y de ellos sólo hay 108 carpetas de investigación entre las cuales, sólo seis son pertenecientes a Coahuila.