En entrevista, el consejero señaló que fue testigo de varias irregularidades / Foto: Marco Medina
Relató que él estuvo en varias casillas y vio cómo afuera de las mismas había gente comprando votos y entregando dinero a quienes salían

Luis Alberto Vázquez, Consejero Electoral Ciudadano por el distrito 06 del Instituto Nacional Electoral (INE), reveló la compra de votos, acarreo de votantes y otras anomalías durante las elecciones para elegir al nuevo gobernador de Coahuila. Además, criticó la falta de principios fundamentales por parte del Instituto Electoral de Coahuila (IEC) como la certeza, legalidad, imparcialidad y transparencia.

En entrevista para el programa Contextos, Vázquez recalcó que desde que se creó el IEC, éste fue cuestionado. Recordó que a unos días de que habían designado a los consejeros, se dio a conocer que uno de ellos estaba a las órdenes del “principal operador político del PRI”.

“Desde entonces había una serie de sospechas sobre la calidad moral del árbitro local. A lo largo del tiempo se fueron viendo una serie de incapacidades, se abrió un abismo de incertidumbre (...) ¿dónde estaban los principios fundamentales del IEC, que son los mismos del INE? El de certeza, legalidad, el de imparcialidad y el de transparencia. Ninguno de esos principios se dio en el proceso”, reclamó.

Relató que él estuvo en varias casillas y vio cómo afuera de las mismas había gente comprando votos y entregando dinero a quienes salían. Añadió que vio cómo llegaban camiones y camionetas cargados de gente para votar.

“Todo eso lo vi, pero en mi calidad de consejero del INE no puedo abrir la boca. Solo abro los odios y los ojos y nada más y ahí me quedo porque el INE no tiene ninguna capacidad de intervenir en el proceso electoral de la votación”, explicó.  

Añadió que de los funcionarios que estaban designados por el INE y no acudieron a la casilla que les tocaba, hubo quienes le comentaron que les pagaron para que no asistieran. “En este caso se toma a la gente de la fila y eran los que habían sido enviados de un partido para que desde las 5 de la mañana estuvieran formados afuera de la casilla”.

Aseguró tener información sobre los paquetes abiertos y sellos rotos. Explicó que cuando hay elecciones federales, se designa una bodega y el consejero presidente se preocupa “exageradamente” porque los paquetes sean sellados, firmados y guardados en la bodega. Una vez que ésta se cierra, todos los presentes firman un documento que consta que el lugar se cerró. Antes de abrirlo, se revisa que no hayan sido violados los sellos.

“Cada paquete que se saca para el conteo se lleva a una mesa y se abre en ese momento. Y en ese momento se sacan todos los documentos, primero comprobando que esté completamente cerrada, eso no pasó en Coahuila”, sostuvo.

El Consejero aplaudió que, una vez que se dieron a conocer las irregularidades en la jornada electoral, la gente saliera a manifestarse a las calles para que se respetara su voto. Sin embargo, también consideró que los integrantes del Frente por un Coahuila Digno (conformado por los candidatos del PAN, Morena, PT y los independientes), le fallaron a la ciudadanía que acudió a la marcha “Por un Coahuila digno” al retirarse del recuento de votos con el argumento de que tenían pruebas suficientes para la nulidad de la elección.

“Yo creo que las pruebas estaban desde mucho antes. Las pruebas siempre han estado ahí. Ya hay pruebas más que suficientes. Pienso que ellos debieron haber seguido adelante para poder constatar el 100 por ciento de la problemática (…) No debieron haberse levantado, debieron haber terminado y sacado todo lo que había allí. El cáncer se saca totalmente”, consideró.

Vázquez también recordó el caso de la Capacitadora Asistente Electoral (CAE) que fue hostigada en una tienda de conveniencia en la Avenida Juárez y Colón porque llevaba su carro lleno de paquetes electorales.

Dijo que, además de que la joven no tenía por qué llevar los paquetes electorales en su carro, se revisó la ruta que debió tomar y la tienda de conveniencia a la que llegó no estaba dentro de ese camino.

Externó que, pese a que la chica debió hablar primero con sus supervisores, una vez que comenzaron a hostigarla le llamó a un funcionario del municipio que llegó y comenzó a portarse con una actitud prepotente y soberbia.

“Un minutos después llegó Fuerza Coahuila, sacaron los paquetes y los subieron a la camioneta de Fuerza Coahuila (…) rápidamente llegaron funcionarios del INE porque fueron a reclamar los paquetes y ver qué pasaba con la situación. El funcionario se puso a agredirlas verbalmente y les dijo que estaba dispuesto a hablarle al presidente municipal para que fuera solucionar el problema. Las vocales del INE no se dejaron intimidar y recuperaron los paquetes y luego llegó la FEPADE”, expuso.

Finalmente, puntualizó que los consejeros del INE están interesados en el caso de las elecciones de Coahuila, porque en caso de que el Tribunal llegue a determinar la reposición de la elección, ésta deberá llevarse a cabo en agosto y serían ellos los responsables de realizarla.