Foto: Sandra Gómez
No es momento para que la ciudad de Torreón tenga un director de Seguridad Pública emanado de la sociedad civil, ya que todavía se corre el riesgo de que regresen los grupos criminales.
Torreón, Coahuila.- Juan Adolfo Von Bertrab, miembro del Consejo Estatal de Seguridad, se pronunció hoy por seguir con el esquema del mando militar en la Dirección de Seguridad Pública Municipal, que dijo ha dado buenos resultados.
 
En esta ciudad desde hace más de siete años se optó por la militarización del cuerpo policíaco, primero con el General Bibiano Villa Castillo y luego con el Teniente Adelaido Flores Díaz, quien se mantiene como director de la Policía de Torreón.
 
Se ha tenido una corporación más disciplinada, cuando anteriormente estuvo infiltrada por grupos de la delincuencia organizada y aun cuando un militar está al frente, ha pasado a ser ser una policía de mayor proximidad social.
 
Se pueden conjugar las dos cosas, pero opinó debe continuar el perfil militar en el cuerpo policíaco; no es momento para que la ciudad de Torreón tenga un director de Seguridad Pública emanado de la sociedad civil, ya que todavía se corre el riesgo de que regrese los grupos criminales.
 
Uno de los argumentos que esgrime el alcalde electo, Jorge Zermeño Infante, para poner a un civil en la DSPM, es que la situación ya no es la misma que en los años del 2010 a 2014, cuando la delincuencia organizada en la ciudad estaba en su apogeo por la presencia del narcotráfico.

El consejero de seguridad comentó que efectivamente se han tenido a nivel local algunas semanas complicadas, en donde los delitos, si bien no se han incrementado, se han perpetrado hechos violentos que impactan a la opinión pública.

Sin embargo, de acuerdo al índice delictivo, en 2012 teníamos 6 mil 055 delitos y ahora en 2016 se cerró con 2, 185, pasando por el 2014, con 3 mil 600 y 2015 con 2 mil 365.

El Consejo Estatal de Seguridad Pública ha sido enfático en que los cuerpos policiales de Coahuila no den de alta a ningún elemento que no haya pasado las pruebas de control y confianza.

Todos los delitos que se comenten en Torreón y Coahuila deben de ser registrados en el sistema y hay situaciones en que se tienen aumentos delincuenciales y ese de interpreta porque la gente ahora sí tiene confianza de presentar denuncias y eso ha aumentado el número de incidencias.

Lo ahora llama la atención es la proximidad que tiene la Dirección de Seguridad Pública de Torreón con la ciudadanía, al visitar a todas las personas que hacen una denuncia para entablar un diálogo de lo que sucedió, para tener de primera mano la información.

Torreón pasó por una etapa muy complicada y ahora ha tenido una baja considerable de delitos, se observa una ciudad más tranquila; sin embargo, hay unos delitos que se mantienen y no se han podido disminuir y eso se revisa semana a semana, como son el robo a casa habitación y el robo a negocio.