Mujeres hindúes han marcado la diferencia en combatir la enfermedad que sacude a su país

India. 19 de junio - Cada año, un grupo de sobrevivientes del cáncer caminan juntos por escalones de piedra y rumbos terrosos en las colinas de Nandi, un bosque ancestral en las afueras de Banaglore, India. Ahí esta gente comparte historias de lucha contra el cáncer.

Te puede interesar

Esta “caminata de los sobrevivientes” es una tradición en honor a los sobrevivientes del tratamiento de cáncer y sus familiares que corren por la comunidad de Pinkathon, la comunidad corredora solo para mujeres.

“Cada mes estuve yendo con mi doctor quejándome sobre nuevos síntomas y estuvieron diciendo “Esta chica está loca”” dijo Priya Pai, sobreviviente de cáncer de 35 años “Pensaron que estaba exagerando y que buscara ayuda. El doctor le dijo a mi marido que quitara el Internet de nuestra computadora para que dejara de estar buscando e inventándome síntomas”.

La mujer relató que le tomó tres años y medio con dolores abdominales, fatiga y heces negras para finalmente la diagnosticaran con cáncer de colon. “La gente supuso que estaba maldita” dijo Pai “Gente decía que mi padre, que no había apoyado mi matrimonio con Pavan, me había maldecido con cáncer”.

La Pinkathon se ha enfocado en juntar a mujeres de distintos rangos que comparten historias como la de Pai, promoviendo planes de salud, reuniones, enseñanza médica y, por supuesto, la caminata de los sobrevivientes. Este sentido de comunidad y apoyo ha marcado la diferencia para mujeres hindúes que intenta quitar el tabú de la palabra “cáncer” en India.

Desde el 2020, India ha sido el hogar de la quinta parte de los pacientes de cáncer a nivel mundial. Más de la mitad de mujeres hindúes no conocen los riesgos del cáncer de mama, y por esto, la mitad de las mujeres diagnosticadas mueren.

“Muchos de los casos que veo se encuentran en fase tres” dice la oncóloga Kodaganur S. Gopinath “El dolor usualmente no es el primer síntoma, y si no hay dolor la gente dice: “¿Para qué voy al doctor?”. Medidas preventivas comunes como pruebas de Papanicolau o mamografías son poco comunes debido a limitaciones financieras y una cuestión cultural más grande.

Las mujeres en India tienen  un estigma no deseado de verse solo como madres y esposas, y cualquier cuidado o detalle hacia ellas mismas es considerado un acto egoísta digno de vergüenza.

Pinkathon, finalmente, tiene el propósito de borrar tal estigma y promover el cuidado del cáncer en las mujeres combatiendo la superstición y promoviendo la inversión en la salud de las mujeres en India.

Con información de Shape.com