Caray, el dolor no cesa. Nada funciona en Coahuila de Rubén Moreira y menos en el Ayuntamiento panista de Chilote López Villarreal. Atentos lectores me han comentado que una vez más y, recurrentemente al abordar la problemática social de la Entidad, he dado en el clavo e incluso me he quedado corto al respecto. Tienen razón. Sólo hace falta caminar por la ciudad o recorrer algunas ciudades del Estado para ver en qué nivel estamos. Por estas fechas voy a tener un viaje de trabajo a la Ciudad de México y me presentaré a la Cámara de Diputados para pedirle de caridad, sí, de caridad, que Jericó Abramo Masso nos haga el favor y la caridad de volver a la Alcaldía de Saltillo.

Pero, éste no es el tema hoy. Para desgracia de todos nosotros una vez más tuve timing en mis escritos que usted amablemente lee. En los últimos sábados, donde continúo con la saga de columnas “Hablemos de Dios”, he abordado aunque sea a vuela pluma la problemática social y de desesperanza que rodea a los infantes y adolescentes en su difícil y pedregoso camino a ser adultos. Los jóvenes se cuelgan (35 al día de hoy y sólo en esta región) porque no tienen futuro, vida ni esperanza. Lo de menos es encontrar un pretexto (hay muchos todos los días), como el que haya reprobado en la escuela, una ruptura amorosa, no encontrar trabajo… todo esto es válido, señor lector. Tan válido que los últimos suicidios y los que se han evitado (cada día se abortan al menos tres o cuatro) tienen este leit motiv y no podemos criticarlo. Nadie hace nada. 

Desde el año pasado también, en este generoso espacio de VANGUARDIA, empecé a poner atención a un tema harto complicado al día de hoy: los embarazos en adolescentes. O de plano, en niñas. Recuerdo una frase de mi hermano don Armando Sánchez, la que, entre cínico y socarrón, la pronunciaba: “el sexo amén de ser gratis, es divertido”. Claro que tenía razón. Tan gratuito y divertido que es el único entretenimiento entre adolescentes que no tienen nada que hacer en las tardes de calor canicular. Los siguientes son datos públicos. La educación es nula. No hay valores en este paraíso. Desde el año pasado se advirtió, según el secretario de Gobierno, Víctor Zamora, de que diario y en el Estado hay la detención de al menos ocho vendedores de droga merodeando en las escuelas. ¿Hay demanda? Hay oferta. Es decir, hay harto consumo y, si hay consumo, siempre va a haber vendedores dispuestos a ganar comisiones.
Esquina-bajan

México es líder en embarazos en adolescentes según la OCDE. 55.2% de los adolescentes son pobres, y uno de cada cinco tiene ingresos personales y familiares tan bajos que no le alcanza ni para la alimentación mínima. Coahuila e Hidalgo se intercambiaban el cuarto y quinto lugar en este tipo de embarazos desde el año 2014 (datos de la OCDE). Y hoy quiero recordar lo siguiente que leyó usted aquí: el año pasado fue la infausta y dolorosa muerte de una adolescente, casi niña, Juana Yesenia Hernández de 19 años de edad que tuvo gemelos. Su situación se complicó extrañamente y murió sin ver a sus hijos. El caso se turnó a la Comisión de Arbitraje Médico. ¿Cuál fue el dictamen a casi un año de los acontecimientos? ¿Se penó a los galenos y enfermeras en turno? Leyes perfectas, que no funcionan en la vida real.

Otro caso del año pasado ampliamente replicado en su momento y que guarda el sueño de los justos fue: en la Clínica 1 del IMSS entregaron el cuerpo mutilado del bebé que murió en el vientre de su madre, Guadalupe Reyna. ¿Sabe usted cuántos años tenía la mamá del bebé? Era una niña, sigue siendo una niña un año después: 16-17 años. ¿Intervino la inoperante Comisión de Arbitraje Médico? ¿Entonces cuál es su finalidad? ¿Para qué fue creada si no hay sanción alguna? ¿Por qué se embarazan los adolescentes a tan temprana edad en Coahuila y por qué se ha convertido en un problema de salud pública? Porque no tienen futuro, esperanza y no tienen nada qué hacer diariamente en su entorno. No hay diversión, no hay centros recreativos, menos educación ni formación de valores. 

VANGUARDIA como siempre, lo ha publicado con tiempo. En el año escolar que recién ha terminado, la escuela secundaria Margarita Maza de Juárez  fue protagonista de varios escándalos de tinte sexual entre sus alumnos. Ahora, todo es público debido a las redes sociales. Los cuerpos son privados, pero los desnudos, cunnilingus y felaciones son públicos y se transmiten en “tiempo real”. Insisto, como el sexo es divertido y gratuito, pues los jóvenes lo practican sin rubor. Y como la Ley de la Familia de Coahuila es laxa y lo “autoriza”, pues ya no hay delito que perseguir. El año pasado el profesor Jesús Humberto Cisneros mantenía relaciones sexuales con una de sus alumnas…

Letras minúsculas

Dolor e impunidad. Esto es Coahuila hoy.