Foto: Especial
El grupo evalúa que la economía mexicana se ubica en zona de recuperación, por lo que las expectativas son positivas para este año

Ciudad de México.- Con una mejora en las exportaciones y la recuperación visible en algunos sectores productivos, la economía mexicana se ubica en zona de recuperación, señaló Grupo Financiero Monex, quien elevó su pronóstico de crecimiento para 2017.

Así, esta institución aseguró que el avance de la economía mexicana se ubicará en 2017 en 2.0 por ciento, desde un previo de 1.8 por ciento, toda vez que su desempeño ha sido muy alentador en el primer semestre del año.

Janneth Quiroz, subdirectora de Análisis de Monex, dijo que la economía mexicana se ubica en zona de recuperación gracias al aumento en “la demanda externa, una recuperación en las manufacturas y el avance moderado en el consumo”.

Sin dejar de lado los factores de riesgo que aún permanecen en el entorno, la especialista también señaló que las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) presentan un escenario favorable para México, pero este proceso “podría causar volatilidad hacia los próximos meses”.

Debido a esto, Monex considera que la economía mexicana se ubica en zona de recuperación, pero este 2.0 por ciento de crecimiento “se encuentra por debajo del promedio, justamente reconociendo esta desaceleración en ciertos sectores”, afirmó Quiroz.

Según información que retoma Notimex, para 2018 “Monex prevé un avance mayor, cercano al 2.5 por ciento”, ya que el entorno presentará una mejora considerable.

“Principalmente por una menor base de comparación respecto a este año, y ante mejores condiciones en el contexto internacional y mayor demanda externa que continúe reactivando el sector manufacturero mexicano”, señaló la institución financiera.


Con respecto al tipo de cambio, para el 2017 Monex calcula que el peso se ubicará en un nivel “conservador” de 19.00 por dólar, una perspectiva positiva ya que la proyección al inicio del año era de 19.50.

Finalmente, en torno a los niveles de inflación, este banco considera que se ubicará en 5.9 por ciento desde 5.7 por ciento previo; mientras que la tasa de interés del Banco de México cerrará el año en 7.25 por ciento.