Low asegura que a pesar de no convocar a los jugadores de costumbre, su equipo es igual de competitivo. Foto: AP
El actual campeón del mundo presenta una selección ‘alternativa’ con la que su técnico espera encontrar complementos para pelear por el bicampeonato en el próximo año

SOCHI.- La selección alemana de futbol iniciará el laboratorio de ensayos en el que ha convertido la Copa Confederaciones de Rusia cuando se mida a Australia en Sochi con un equipo lleno de rostros nuevos.

El entrenador Joachim Low tiene en claro que lo más importante sucederá el año que viene, así que aprovechará cada encuentro en Rusia para probar alternativas de cara a la misión de volver a levantar la Copa del Mundo en 2018.

Comenzando por el mismo arco, en el que aparecerá sorpresivamente Bernd Leno, del Bayer Leverkusen, por delante de porteros de más renombre como Marc-André ter Stegen, del Barcelona, o Kevin Trapp, del Paris Saint-Germain (PSG). Se espera, sin embargo, que los tres arqueros roten durante el certamen.

“Algunos se sorprenderán al escuchar esto, pero para mí la Copa Confederaciones es como un regalo. Nos ayudará en nuestros objetivos del año próximo y más allá también”, señaló Low en la rueda de prensa previa al encuentro.

El seleccionador aseguró que su joven plantel le transmite muy buenas señales. “El equipo espera con muchas ganas el inicio del torneo”, dijo el entrenador alemán. “Tengo una muy buena sensación”.

Sin históricos como Manuel Neuer, Thomas Müller, Toni Kroos, Mats Hummels o Mesut Özil, la campeona mundial tendrá como capitán a Julian Draxler. Con 30 partidos internacionales, el talentoso mediocampista de 23 años del PSG es el futbolista más experimentado del equipo de Low.

“Estamos aquí para aprovechar nuestra oportunidad. El objetivo es llegar lo más lejos posible”, dijo Draxler, quien no quiso hablar de la posibilidad del título. “Es difícil decir después de tan pocos días de trabajo hasta qué punto estamos entre los favoritos a ganar el torneo”.

A su lado, tendrá como subcapitán al defensor Shkodran Mustafi, quien tiene dos años más que él y milita en el Arsenal. También Jonas Hector y Joshua Kimmich figuran entre los nuevos referentes de la joven Alemania.

Low ya pudo probar la base de la Confederaciones en el reciente amistoso ante Dinamarca en Copenhague, que terminó 1-1, y en la goleada por 7-0 ante San Marino en Núremberg por la clasificación mundialista.

La vara en Rusia, sin embargo, será más alta. No tanto por Australia, su rival del debut, sino por el encuentro que le espera tres días después ante Chile en Kazán. Según dijo Low la semana pasada a dpa, el bicampeón de la Copa América es el máximo favorito al título. Luego, Alemania cerrará el Grupo B ante Camerún otra vez en Sochi.

“Nos encontraremos con tres equipos muy fuertes físicamente. No será un grupo fácil”, evaluó el defensor de la Roma Antonio Rüdiger. “No tenemos a todos nuestros jugadores aquí y algunos pueden subestimarnos. Eso puede ser una ventaja para nosotros”.

Más allá del arco, Low no ofreció demasiadas pistas sobre el equipo que podría presentar. Por delante de Leno, el entrenador podría colocar una línea de tres con Rüdiger, Mustafi y Niklas Süle. En el medio todo girará en torno a Draxler, mientras que el ataque estará liderado por Sandro Wagner, un “veterano” de 29 años que anotó ante San Marino sus primeros tres goles con la camiseta alemana. La joven estrella del Leipzig Timo Werner posiblemente tendrá que esperar su oportunidad.

El conjunto australiano, que viene de caer 4-0 como local ante Brasil en un amistoso, confía en ser protagonista en la Copa Confederaciones pese a que no parte entre los favoritos.

“Queremos ganar el título. Sé que después del partido con Brasil suena probablemente ridículo, pero asumí este cargo con la intención de ser tan ambicioso como sea posible”, señaló el seleccionador Ange Postecoglou.

El delantero Tim Cahill, de 37 años, será una vez más el líder de Australia en un gran torneo. El que no estará en Rusia es el capitán Mile Jedinak, que sufrió recientemente una lesión.

En rueda de prensa, Cahill aseguró que Alemania será un rival tan peligroso como siempre. “Hey, (Julian) Draxler también es un gran nombre”, expresó el goleador histórico de la selección cuando le marcaron las ausencias alemanas. “Para nosotros, éste es un debut fantástico. Este equipo alemán es un reto para nosotros”.

El encuentro de hoy en la cálida y húmeda Sochi, ciudad ubicada en el extremo sur de Rusia y a orillas del Mar Negro, se jugará en el Estadio Fisht, escenario de los Juegos Olímpicos de invierno de 2014 y el año próximo de varios partidos de la Copa del Mundo. El conjunto alemán lucirá en el partido un brazalete negro en señal de duelo por la muerte del ex canciller germano Helmut Kohl.