Foto: Especial
Ahora los establecimientos deberán avisar a sus clientes sobre tal reglamento y aplicarlo

La ley fue aprobada por cuestiones de seguridad, pese a que muchos ciudadanos se quejaron, otra gran cantidad dijo que es una buena idea debido a que un menor no puede permanecer en un lugar con altos decibeles de sonido.

“Es una situación de seguridad básicamente de los menores y la responsabilidad recaerá en los negocios su sucede algo por eso hacemos estas advertencias, normalmente avisamos solamente, pero se tiene que actuar”, comentó el Oficial Mayor, Juan Manuel Ochoa.

Con esto, las autoridades ponen un ultimátum de que los establecimientos deberán avisar a sus clientes sobre tal reglamento, ya sea por medio de carteles por el lugar o al momento de ingresar a la función.

Con información de medios