El estudiante estadounidense Otto Warmbier (c) es escoltado en el Tribunal Supremo en Pyongyang, Corea del Norte. Foto: AP
Warmbier fue detenido el 2 de enero de 2016 cuando supuestamente intentaba robar un cartel propagandístico en un hotel. La cúpula comunista lo acusó de delitos contra el Estado, por los que fue condenado a 15 años de cárcel, de los que cumplió 17 meses.

El estudiante estadounidense Otto Warmbier, de 22 años, liberado el martes por Corea del Norte, sufrió "daños neurológicos graves" durante su cautiverio en el país comunista, aunque se encuentra estable, informó hoy su padre en Cincinnati, Ohio.

Se espera que los médicos que tratan al joven presenten un informe completo más tarde.

Warmbier fue detenido el 2 de enero de 2016 cuando supuestamente intentaba robar un cartel propagandístico en un hotel. La cúpula comunista lo acusó de delitos contra el Estado, por los que fue condenado a 15 años de cárcel, de los que cumplió 17 meses.

El martes fue liberado por Pyongyang y trasladado a Estados Unidos en estado de coma, tras intensos esfuerzos diplomáticos del secretario de Estado Rex Tillerson y el Ministero de Exteriores sueco, que representa los intereses estadounidenses en Corea del Norte.

Fotografía facilitada por la agencia estatal de noticias norcoreana (KCNA) que muestra al estudiante estadounidense Otto Frederick Warmbier, llorando durante una rueda de prensa en el Palacio de la Cultura en Pyongyang, Corea del Norte. Foto: EFE

Según contaron los padres, hace una semana se enteraron de que su hijo llevaba casi 15 meses en coma. Corea del Norte alega que enfermó de botulismo, causado por una bacteria, y que tras tomar un somnífero no se volvió a despertar, una versión que los padres no se creen.

El padre asegura que su hijo ha sufrido bajo un "régimen brutal y terrorista". "Ninguna otra familia debería soportar lo que hemos vivido los Warmbier", añadió.

Warmbier alabó además las acciones de la administración del presidente Donald Trump para lograr la liberación de su hijo, después de que la de Barack Obama pidiera a la familia mantener un bajo perfil para evitar enfadar al régimen norcoreano. Trump llamó a la familia anoche, según dijo el padre del estudiante.