Miles de feligreses de toda la República y de EU asisten a la celebración para agradecer los milagros hechos por el Santo Niño

En Espinazo, en el municipio de Mina, Nuevo León, los creyentes asistieron hoy a celebrar a José de Jesús Sintora Constantino, mejor conocido como el santo patrono del Niño Fidencio.

Una fiesta típica del mes de marzo envuelve a los asistentes en un ambiente de fiesta, música en vivo, adornos, colores y fe. Los seguidores del Santo Niño peregrinan para agradecer los milagros recibidos.

Según los religiosos, en el árbol de pirul, donde dan vuelta tres veces para dar inicio a la festividad, se dice que Dios habló tres veces al Niño Fidencio, dándole el poder de curación. Dicho lugar es el sitio más simbólico de Espinazo.

“Hemos pasado diversas generación venerando al Niñito, es él quien nos ha sacado de apuros, quien milagrosamente nos ha curado una y otra vez de enfermedades que han acechados a diferentes integrantes de nuestra familia, como no festejar su existencia espiritual, pues él se hace presente en acciones que nos demuestran que sigue aquí para ayudarnos” declaró María Reyna Espinoza quien desde Piedras Negras acude a las festividades del Niño en Espinazo.

Con información de La Voz y fotos de Cuartoscuro