Archivo
Sólo Riquelme y Anaya se ajustaron a lo recibido por el erario estatal

El INE dio a conocer el origen de todos los recursos que gastaron los siete candidatos a la gubernatura de Coahuila; únicamente Armando Guadiana puso recursos propios y Javier Guerrero reportó la cifra más alta de dinero que le entregaron sus simpatizantes.

De acuerdo con el Sistema Integral de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral, en Coahuila se gastaron más de 122 millones de pesos, de los cuales los candidatos a gobernador se llevaron casi 49 millones de pesos.

El 91 por ciento de los recursos que gastaron los siete candidatos a la gubernatura tuvieron su origen en el presupuesto estatal, mientras que el 9 por ciento fueron aportaciones de militantes, de simpatizantes, recursos transferidos de asignaciones federales a los partidos con registro nacional y de la bolsa de los candidatos.

Sólo los candidatos Miguel Riquelme de la coalición “Por un Coahuila Seguro” y Guillermo Anaya, de la coalición “Alianza Ciudadana de Coahuila” se ajustaron únicamente a lo recibido del erario estatal.

En tanto, Armando Guadiana tuvo aportaciones de simpatizantes, de militantes de Movimiento de Regeneración Nacional e hizo su propia aportación; Mary Telma Guajardo también tuvo recursos de simpatizantes y de militantes del PRD.

En el caso de José Ángel Pérez, recibió recurso de simpatizantes, del partido político de lo que reciben a nivel nacional y los recursos estatales.

El candidato independiente Javier Guerrero fue el que reportó una mayor cantidad de aportaciones de simpatizantes, poco más de 2 millones 200 mil pesos, mientras que el gasto total de Luis Horacio Salinas rondó por el millón de pesos.

DEBE PROHIBIRSE EL NEPOTISMO
El empresario Amado Durón se pronunció porque se prohíba por ley que los candidatos se declaren ganadores antes de tiempo, así como el nepotismo en las candidaturas porque luego son familiares los que ocupan los cargos de gobernantes salientes.

El también director para México y América Latina de Valero Energy Corporation consideró que se debe sancionar a los candidatos que antes de tener el conteo oficial, se proclamen ganadores, inicien marchas o protestas. Rebeca Ramírez

Vanguardia