I. ESTRATEGIA
A partir del lunes estará de lleno la disputa jurídica por la anulación de la elección a gobernador. Por un lado, el PRI se estará asesorando por el exmagistrado Salvador Olimpo Nava, uno de los cuatro magistrado que votaron a favor de anular la elección a gobernador en Colima. Por el otro lado, quien asesora al equipo de Memo Anaya es el despacho de Roberto Gil Zuarth, actualmente Senador. Salvador Olimpo Nava, le diremos, tiene muchos intereses en Coahuila, además de este tema, es socio de Luis Efrén Ríos, quien tras la salida de Armando Luna, se incorporó en el equipo jurídico de la campaña de Riquelme.

II. HUECO
El principal hueco que se está tratando de cubrir ante la Auditoría Superior de la Federación en estos meses es en materia de salud. Por eso llegó Jorge Verástegui a la Secretaría de Salud. Lo malo es que Verástegui está viendo hacia todos lados, menos hacia el Seguro Popular, en donde nomás está de meterle lupa para espantarse.

III. MANDAR
Que Chuy de León ya empezó a poner a temblar al nuevo gobierno, porque teniendo una mayoría en el Congreso de Coahuila, ahora sí van a poder pasar muchos de los puntos de acuerdo que desde la anterior administración están en la congeladora. Nomás le adelantamos que los temas de la deuda pública de Coahuila, la transparencia, las empresas fantasma y muchos otras temas que están atorados en el Legislativo, podrían destrabarse en menos de lo que canta un gallo, a partir de enero de 2018. Los diputados locales, ocho del PAN, más los que se acumulen de los plurinominales de su coalición, sarán los que manden.

IV. NO JUGARON
En el tema de los diputados electos, también hay que voltear a ver a los actuales alcaldes, sobre todo en esos municipios en donde perdió el PRI. Hubo algunos que arriesgaron su capital político desarticulando el mapacheo contrario, pero otros que decían tener futuro, ahora ni siquiera están considerados para seguir en la ubre estatal, como César Gutiérrez.

V. INCONFORMES
Sigue la inconformidad entre los adultos mayores beneficiados por la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) Federal, en donde manda el hidalguense Joel Nochebuena Hernández. Primero les cambiaron de banco, después llamaron a los adultos mayores para estar b ajo el sol –como lo hacía el Seguro Social hace años–, y ahora les ha dicho que les cambiará de forma de pago. Algunos adultos señalan que tendrán que ir a cobrar a Telégrafos de México personalmente, mientras que otros alegan que los reunirán en lugares cerrados, al menos con sombra.

VI. INDEPENDIENTES
Contrario a lo que se esperaba, las de el domingo pasado no fueron elecciones diseñadas para los candidatos independientes. Tuvieron poco presupuesto, casi nada, y también muy poco tiempo en radio y televisión. Aún así, Alfonso Danao de la Peña logró meterse al Cabildo con el que trabajará la administración de Manolo Jiménez en Saltillo.

VII. DESTITUCIÓN
Momentos de verdadera tensión –más que el día de la jornada electoral– vivieron los consejeros del Instituto Electoral de Coahuila, encabezados por la presidenta Gabriela de León. En la sesión del Congreso Estatal se dio una gran discusión por la petición de la bancada de Chuy de León, del PAN, y la de UDC, de Sergio Garza Castillo, que fue pedirle al Instituto Nacional Electoral la destitución inmediata de todos los consejeros. Finalmente el punto de acuerdo fue echado para atrás por la todavía sobreviviente aplanadora priísta, junto con el PVEM y el Panal. Lo cierto es que se necesita más que un berrinche para hacer este tipo de solicitudes.

VIII. ABIERTAMENTE
Sin que se diga abiertamente, en el IEC de Gabriela de León saben que sí hubo una cadena de errores, pero el último eslabón fueron ellos y el primero y subsecuentes fue la Junta Local del INE de Juan Álvaro Martínez. Si el Prep se detuvo fue porque no había información para ingresarle, si el Conteo Rápido no llegó a la meta de su muestra, fue porque tampoco había información, algo que le correspondía al INE.

IX. SE VAN
Le habíamos adelantado que la elección estaba diseñada para que varios partidos de la “chiquillada” se fueran, y así será. El domingo cuando se oficialicen los números, se sabrá a ciencia cierta cuántos integrantes de los “partidos morralla” dejarán de cobrar en el erario estatal. Por ahora sin posibilidades están el Partido Social Demócrata de Samuel Acevedo, que además trae un grave problema de comprobación de los gastos de campaña, también el Campesino Popular de José Luis López, que se vio que no traía músculo como decía, el Partido de la Revolución Coahuilense de Abundio Ramírez y el Partido Primero Coahuila de Jesús Contreras Pacheco. Los nacionales no pierden el registro, el PVEM y el Panal, pero sí las prerrogativas.

Comentarios y sugerencias politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx