I. INTENSIDAD
Los días posteriores a la jornada electoral serán igual de intensos que lo fue este domingo. Para empezar, la autoridad electoral finalmente no fue capaz de definir un ganador de la contienda a la Gubernatura y deberá esperar, mínimo, hasta el miércoles para comenzar con los cómputo distritales y municipales para ver quién tiene la mayoría de los votos. El PREP se quedó “congelado” con 337 mil 682 votos para Miguel Riquelme, y 324 mil 429 para Memo Anaya, faltando contar los votos de mil 019 casillas.

II. PROCLAMAN
Mientras tanto, ambos contendientes siguieron ayer proclamándose los ganadores de las elecciones más reñidas de la historia. Riquelme sostuvo que ganó con un 2.25 por ciento de ventaja, mientras que por el PAN, Ricardo Anaya, su líder nacional, se dejó venir desde la CDMX para decir que terminaron arriba por 2 puntos porcentuales y para hablar del “sospechosismo” de que un tercio de las casillas no hayan sido contadas por el IEC. Ahora sí que, veremos y diremos.

III. CADENAS
Que en la Secretaría de Educación que comanda Jesús Ochoa, andan “destanteados” luego de que al menos 16 escuelas en Saltillo y otras en Torreón y en Monclova, y en las que coincidentemente se instalaron casillas de votación, el domingo amanecieron con las puertas clausuradas con cadenas, que al tener que ser reventadas con equipo especial, causaron retrasos importantes en la instalación de los centros de votación. La Junta Local del INE, que comanda Juan Álvaro Martínez, ya denunció esto.

IV. RESPONSABLE
Pero, dicen los que saben, la mayor parte de la tardanza en la instalación de casillas tuvo que ver con la decisión de Martínez de remover Julio González como Vocal de Organización, para llevarse a Coahuila a su cuate Miguel Castillo, esto en noviembre,  a unos meses de las elecciones y con un completo desconocimiento de la entidad. Sépase que en todo el País, el responsable estatal y operativo de la instalación de casillas por parte del INE, es el Vocal de Organización.

V. MARCHAS
Y apunte que a partir de mañana, se esperan en Saltillo auténticos caos viales ante el anuncio de marchas y concentraciones convocadas por actores políticos. Para abrir boca, la alianza de Memo Anaya, Armando Guadiana, Javier Guerrero, Lucho Salinas y José Ángel Pérez efectuará a las 18:00 horas, plena hora “pico”,  la Marcha por la Dignidad, que irá del Ateneo Fuente a la Plaza de Armas. A la misma hora, el PRI está llamando a sus simpatizantes para celebrar su victoria, pero esto en la Plaza de Armas.

VI . RESPALDOS
Mientras en el PAN, Ricardo Anaya y la plana mayor del Comité Ejecutivo Nacional del partido se hicieron presentes en Saltillo para levantar la voz en torno a la revisión de resultados por el árbitro electoral, del PRI Nacional nadie se ha aparecido por Saltillo en las últimas horas. Aunque ha habido pronunciamientos desde la Ciudad de México, ni Enrique Ochoa ni Claudia Ruiz Massieu han salido junto a sus candidatos. ¿Estarán hoy en la concentración que prepara el tricolor?  

VII. MECHA CORTA
La presidente del IEC, Gabriela de León Farías, demostró ayer que nomás no aguanta la presión. La funcionaria electoral se salió de sus cabales durante un encuentro con los medios, quienes la cuestionaban sobre el aparente fracaso del conteo rápido y preguntas por el estilo. La funcionaria no aguantó los cuestionamientos y abruptamente se levantó y se alejó, dando por concluida la charla. Varios consejeros se quedaron platicando, y a sotto voce, comentaron desacuerdo sobre el proceder de su jefa.

VIII. A LA BAJA
Pero hay cosas buenas, en esta elección, pues el porcentaje de votos nulos es el menor que se ha registrado, al menos, en las últimas tres elecciones para renovar la Gubernatura en Coahuila. Aunque faltan casillas, en este 2017 va un 1.4 por ciento de votos invalidados. En 1999 el 2.75  por ciento fue el porcentaje de  votos sufragados. En 2005,  los votos nulos fueron el 2.68 por ciento de la votación y en el 2011, fue de 2.25 por ciento. Aunque estos aún pueden variar, veremos en qué queda. 

IX. AIRE
Si la elección en Coahuila está caliente, en el Estado de México también hace aire. La cerrada diferencia entre Alfredo del Mazo y Delfina Gómez ha polarizado el escenario político. Por un lado, el PRI y sus partidos aliados han salido a defender su ventaja que se traduciría en triunfo, mientras que por otro, Morena –encabezado por Andrés Manuel López Obrador- ha salido gritar “foul”. La situación en el Estado de México pinta también para días de polémica para definir al sucesor de Eruviel Ávila.   

politicon@vanguardia.com.mx
Sigue Politicón en Twitter: @PolitiCónMx