El secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross (i) y el secretario de Economía mexicano, Idelfonso Guajardo (d). Foto: Diario.mx
El nuevo convenio actualiza el alcanzado en 2014 y evita a México pagar unos elevados aranceles a sus exportaciones de azúcar al su vecino del norte.

La industria azucarera de Estados Unidos sumó hoy su apoyo al principio de acuerdo comercial alcanzado la semana pasada entre el Gobierno estadounidense y México por las cuotas del azúcar, una larga disputa entre ambos países.

El portavoz del gremio empresarial American Sugar Alliance, Phillip Hayes, dijo que tuvieron una "conversación productiva" con el secretario de Comercio, Wilbur Ross, a quien aplauden "sus incansables esfuerzos" y su apoyo a los productores y trabajadores del azúcar en Estados Unidos.

"Nuestras leyes comerciales se aplicarán, el mercado de Estados Unidos debería volver a tener condiciones de igualdad y los empleos de productores estadounidenses quedarán protegidos del comercio injusto con México", señaló en un comunicado.

"Me alegra que todas las partes hayan coincidido en que el nuevo acuerdo sobre el azúcar es justo y que aborda las deficiencias del acuerdo original. Gracias a nuestros socios industriales, así como a nuestros homólogos mexicanos, por su arduo trabajo", dijo por su parte Ross.

La industria azucarera de Estados Unidos sumó hoy su apoyo al principio de acuerdo comercial alcanzado la semana pasada entre el Gobierno estadounidense y México por las cuotas del azúcar. Foto: Internet

"Espero con ansias los comentarios sobre este acuerdo, pero estoy esperanzado en que podemos implementar con éxito este nuevo convenio con el apoyo y la cooperación de todas las partes interesadas", señaló Ross, que la semana pasada se reunió en Washington con el secretario de Economía mexicano, Idelfonso Guajardo.

Ambos secretarios presentaron juntos el martes pasado un acuerdo en principio, cuyo punto principal es una reducción del azúcar refinada que México puede exportar a Estados Unidos: de un 53 por ciento a un 30 por ciento. La consecuencia es que las refinerías de azúcar estadounidense tendrán más trabajo.

El nuevo convenio actualiza el alcanzado en 2014 y evita a México pagar unos elevados aranceles a sus exportaciones de azúcar al su vecino del norte. Además, consiguió asegurarse como el primer país al que Estados Unidos le compre el endulzante en caso de que la demanda aumente y logró un ligero aumento en el precio.

Te puede interesar

El litigio entre ambos países ha sido largo y el acuerdo llega en momentos en que se alistan a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta, por sus siglas en inglés), que también incluye a Canadá y que el presidente estadounidense Donald Trump calificó como el peor de la historia firmado por su país.

La industria azucarera estadounidense estaba en oposición al acuerdo alcanzado la semana pasada, puesto que esperaba mayores concesiones por parte de México.

El miércoles el Departamento de Comercio de Estados Unidos publicó un comunicado en el que invitó a las partes interesadas a enviar sus observaciones y comentarios sobre el acuerdo alcanzado con México. El plazo es hasta el 21 de junio y señala que tiene programada la firma de enmienda el 30 de junio.