Foto: Archivo
Andrés Manuel López Obrador dijo que impugnará la elección en el Estado de México y que pedirá la anulación en 5 municipios, lo que daría una ventaja de 100 mil votos a su candidata, Delfina Gómez

Ciudad de México.- Morena anunció que su partido impugnará la elección en los 45 distritos electorales del Estado de México, pero que enfocará su estrategia en cinco de la zona rural, en los que pedirá la anulación, con lo que la candidata Delfina Gómez lograría una ventaja de 100 mil votos sobre el priista Alfredo del Mazo.

“Hechos los 45 cómputos se presentarán las 45 impugnaciones ante los 45 consejos distritales por diversas causales”, dijo en conferencia de prensa Horacio Duarte, presidente de Morena en el Estado de México.

Reiteró que su partido no reconocerá ninguna autoridad emanada del fraude electoral, por lo que continuará su lucha por la vía jurídica.

Por su parte, el presidente nacional del partido, Andrés Manuel López Obrador, aseguró que la estrategia se centrará en la anulación de cinco distritos, pues si se cancelan "se reafirma el triunfo numérico, cuantitativo, de la maestra Delfina, porque en esos cinco distritos el PRI se asignó casi 400 mil votos y a nosotros nos deja 160 mil votos".

Dijo que se trata de distritos de las regiones más apartadas de la entidad, donde hay más pobreza, más violencia y menos población y donde la participación ciudadana se disparó el día de la elección al punto de rebasar el promedio en el estado que fue del 52 por ciento.

Los distritos que impugnará son Valle de Bravo, donde se reportó un 66 por ciento de participación del padrón electoral; Ixtlahuaca (64 por ciento), Tejupilco (63 por ciento), Atlacomulco (62 por ciento) y Jilotepec (64 por ciento).

Expuso que en esos distritos el PRI "se asignó" 400 mil votos y "le dejó" 160 mil a Morena, por lo que si se anulan todos, Morena quedaría con una ventaja de 100 mil votos arriba del PRI, con base en los resultados del resto de la entidad.

El tabasqueño dijo que al anular la elección en esos lugares, "se revierte el resultado", con lo cual se reconocería el triunfo de la candidata de Morena.

"Sólo por el grado de participación es demostrable que no hubo elecciones limpias y libres", dijo y aseguró que en eso se basará su defensa legal, al argumentar que se violaron las disposiciones constitucionales por no haber garantía de que las elecciones fueron libres y auténticas.

De lograrse la anulación, dijo, eso sería "independientemente del cúmulo del fraude que se llevó a cabo en todo el estado: manipulación del PREP, uso de dinero del erario a raudales en todo el estado, intimidación, manipulación en medios de información, guerra sucia. Todo eso que también se va a presentar como recurso de impugnación".

Aclaró que Morena no busca la anulación de toda la elección, sino el reconocimiento del triunfo de Delfina Gómez, por lo cual se llegará a las instancias que sean necesarias.

El líder de Morena criticó la actuación del Instituto Nacional Electoral, pues dijo que los consejeros "se hicieron de la vista gorda durante todo el proceso".

Aseguró que en los distritos en los que pide sea anulada la votación, operaron electoralmente el subsecretario de Desarrollo Social, Eviel Magaña; los directores del ISSSTE, José Reyes Baeza, y del IMSS, Mikel Arriola; y la titular de la Comisión para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Nuvia Mayorga.

López Obrador dijo que en esos distritos se compraron votos, se condicionaron programas sociales, se usaron recursos públicos de la federación, el Estado y los municipios, además de que se rellenaron urnas y se falsificaron actas.