Hechos. Luego del choque, el vehículo quedó despedazado. Foto: Vanguardia/Efrén Maldonado
Dos jóvenes perdieron la vida en un fatal accidente ayer por la tarde, al impactar su vehículo contra un autobús de pasajeros cuando regresaban a Monclova

CASTAÑOS.- Tras una mala maniobra en una curva peligrosa, dos jóvenes perdieron la vida en un fatal accidente ayer por la tarde, al impactar su vehículo contra un autobús de pasajeros cuando regresaban a Monclova.

Cerca de las 8 de la noche ocurrió el percance en la carretera 57 a la altura del Ejido Acatita de Baján, en el kilómetro 151, donde el compacto se le fue al camión de frente.

Una unidad de rescate y cuatro ambulancias de trasladaron al lugar; ahí estaba el  vehículo Chevrolet  Aveo color azul completamente destrozado, así como los cuerpos sin vida de dos jóvenes de entre 20 y 25 años de edad,  a un costado de los restos que quedaron de vehículo que tripulaban.

El camión de pasajeros de la línea ETN que tenía por destino la ciudad de Saltillo y terminó varado en medio de la carretera obstruyendo la vialidad,   y fue el mismo chofer del camión quien mencionó que nada pudo hacer para evitar el fatal accidente.

Autoridades informaron que fue a la altura del kilometro 151,  justo al salir de la peligrosa curva donde repentinamente el vehículo Aveo invadió el carril impactándose de lleno contra la pesada unidad  para luego salir de la carretera hasta terminar entre los matorrales.

De inmediato, el chofer y varios de los pasajeros bajaron de la unidad para verificar el estado de los tripulantes del vehículo pero estos se encontraban sin vida y sus cuerpos destrozados tras el fuerte impacto.

Trascendió que tras el choque todas las pertenencias de las víctimas quedaron tiradas a lo largo del tramo, por lo que se encontraron identificaciones a nombres de Daniel Torres Ríos Zertuche,  con domicilio en la calle Buenos Aires de la colonia Guadalupe en Monclova, y quien aparece  como propietario del auto.

Había otra identificación a nombre de Aldo Airam García Ramírez, quien al parecer iba como copiloto del vehículo compacto.  Se informó que autoridades del municipio de Ramos Arizpe fueron quienes tomaron conocimiento de los hechos, mientras que autoridades de Castaños ni siquiera habrían llegado al lugar.