Foto: Especial
En caso de no favorecerle la candidatura se muestra flexible al diálogo

El ideológico azul de Margarita Zavala es claro: “Yo soy la panista. He crecido en Acción Nacional. Lo he visto en momentos mucho más difíciles a los de ahora”.

Dijo en su visita por Pachuca y a nueve días de iniciar su gira nacional con su plataforma política Yo con México, buscando acercarse a ciudadanos con acciones públicas, rumbo a la candidatura panista para la presidencia de México, en 2018.

Tras caminar por Plaza Independencia, hogar del Monumento a El Reloj, la aspirante se dirigió a las oficinas de Yo con México, localizada en avenida Cuauhtémoc, reiterando: “No renunciaré a Acción Nacional. A algunos les gustaría pero no es así. El PAN puede estar a la altura y estará a la altura, no tengo la menor duda”.

En caso de no favorecerle la candidatura se muestra flexible al diálogo:

“Son asuntos que debemos platicar en el partido. No se ha definido qué pasará, ni cuándo; más allá de los tiempos que marcan algunos. El PAN debe saber que los tiempos son de México. El PAN es un instrumento de los mexicanos. No un fin, sino un instrumento”.

Al respecto dibuja el futuro panorama electoral, asegurando su convencimiento de que el partido estará a la altura. “Hay cosas por definir: Nueve gubernaturas, 12 elecciones locales, significa más de mil municipios, más de 900 diputados locales, 500 legisladores federales y una presidencia de la República”.

Jugándose, refirió, el futuro de México por la dimensión de cada una de las elecciones y por la cantidad de cargos a decidirse. “Habrá que estar a la altura y responderle a México”.