Más de 20 personas quedaron heridas luego de que un Boeing 777 de Aeroflot repleto comenzó a sacudirse sin que los pasajeros estuvieran alerta de la situación. Muchos se movieron sin control de un lado a otro, lástimandose

Muchos pasajeros, incluidos tres niños, sufrieron severas heridas al producirse una súbita turbulencia que sorprendió a varios sin cinturones de seguridad, esto en el vuelo SU 270 de la compañía Aeroflot que unía Rusia con Tailandia. 

Al menos dos de los 27 heridos debieron ser sometidos a cirugías de urgencia a causa de múltiples fracturas y hemorragias.

"Una hora antes de llegar a Bangkok hubo muchos golpes de aire, lo que generó varias turbulencias y provocó fracturas y hemorragias internas y externas", expresó la mujer que subió el video a internet.

También relató que había mucha gente con su nariz rota por los golpes contra diferentes elementos, ya sea del avión o el equipaje que comenzó a caer desde y a volar de un lado a otro de la cabina de pasajeros.

"Había niños cubiertos de heridas, gente inconsciente. Gracias a Dios estamos vivos", dijo en entrevista para el Daily Mail.

Entre los principales heridos están tres bebés cuyas madres no pudieron retenerlos en brazos o evitar que se golpearan al ser desplazados violentamente de sus asientos por las fuertes sacudidas de la aeronave.

El evento sucedió cuando estaban a una hora de aterrizar en Bangkok, capital del país del sudeste asiático. En ese momento ya había muchas personas fuera de sus asientos, lo que los dejó expuestos.

Testigos afirman que en el momento de comenzar las violentas turbulencias no se dio la orden de permanecer sentados y con los cinturones de seguridad abrochados.

Con información de Daily Mail