Archivo
Cortés consideró que el Instituto Nacional Electoral fue omiso y pasivo durante el proceso electoral de Coahuila.

Luego de que los senadores del Partido Acción Nacional solicitaran la apertura de un proceso de juicio político en contra de Rubén Moreira, gobernador de Coahuila y los consejeros del IEC y del INE, el diputado Marko Cortés trasladó la exigencia a la Comisión Permanente de la Cámara de Diputados.

Cortés consideró que el Instituto Nacional Electoral fue omiso y pasivo durante el proceso electoral de Coahuila. Señaló que la bancada panista en el Congreso de la Unión respalda la impugnación que fue interpuesta el pasado miércoles y aseguró que todas las quejas ya fueron presentadas ante las instancias correspondientes.

“Por ello es que, el día de hoy, el Grupo de Acción Nacional, en esta Comisión Permanente, estará presentando la solicitud de juicio político contra el Gobernador de Coahuila y también, la solicitud de juicio político contra todos los integrantes del órgano electoral del Estado de Coahuila por su incapacidad y por su parcialidad en el proceso y por permitir, por consentir la manipulación poselectoral del resultado”, indicó.

El legislador hizo un llamado a los consejeros electorales del INE a estar a la altura de las circunstancias y les pidió deslindarse del proceso de impugnación.

Por otro lado, exhortó a los legisladores federales a considerar la modificación de la Constitución Mexicana para considerar la implementación de la segunda vuelta electoral. Ello con el objetivo para que los funcionarios sean elegidos por la mayoría de los mexicanos y no por una primera minoría.

“Dicen que ya estamos fuera de tiempo, ¡falso! No podemos decir que es inconstitucional una reforma a la propia Constitución. Por ello estamos en tiempo y lo que hace falta es la voluntad. Le da miedo al PRI que haya segunda vuelta electoral y le da miedo a Morena que haya segunda vuelta electoral, porque se asumen también, los más odiados, los más indeseables”, concluyó.