En el caso de los partidos con registro estatal, de no haber conseguido el porcentaje mínimo del 3 por ciento, se les retirará el registro. Foto: Archivo
Los representantes de partidos políticos han urgido al IEC a cerrar el conteo para empezar a realizar cálculos y de esta manera tener certeza, sobre si alcanzaron o no alguna diputación plurinominal

Con el cómputo final de la elección de Gobernador, alcaldes y diputados locales, que el Instituto Electoral de Coahuila (IEC) realizará este domingo 11 de junio, se obtendrán los diputados de representación proporcional y también los partidos políticos estatales que serán liquidados en caso de no haber obtenido un mínimo del 3 por ciento de la votación.

Los representantes de partidos políticos han urgido al IEC a cerrar el conteo, para empezar a realizar cálculos y de esta manera tener certeza sobre si alcanzaron o no, alguna diputación plurinominal en la conformación de la próxima Legislatura en el Congreso local.

Otro interés urgente de los partidos es conocer su votación acumulada para saber si en alguna de las elecciones: Gobernador, alcaldes y diputados locales, habrían obtenido el tres por ciento.

En el caso de los partidos con registro estatal, de no haber conseguido el porcentaje mínimo del 3 por ciento, se les retirará el registro y serán liquidados; aquellos con registro nacional únicamente dejarían de recibir prerrogativas.

“El domingo se hará la sumatoria. Tenemos que hacer el cómputo de la elección por la gubernatura. Cada partido en lo individual (en el caso de las coaliciones) obtuvo un porcentaje de votos”, explicó Gabriela de León Farías.

El Código Electoral, explicó la presidenta del IEC, establece que los partidos deberán alcanzar al menos el tres por ciento de cualquiera de las tres elecciones que se celebraron para mantener el registro y seguir recibiendo prerrogativas.

 

‘EL lobo cuidando las ovejas’

Dos malas decisiones terminaron por arruinar la elección en Coahuila, de acuerdo con la senadora Silvia Garza Galván: poner al lobo a cuidar a las ovejas, es decir, que Fuerza Coahuila se encargara del resguardo de los paquetes electorales, y permitir que Gabriela de León, a quien le quedó grande el puesto, continuara con el manejo de la elección.

“Creo que fue una muy mala decisión el dejar al lobo cuidar a las ovejas: Fuerza Coahuila cuidando los paquetes electorales. Desgraciadamente la debilidad también de Gabriela de León en el IEC, le quedó grande el puesto”, explicó la Senadora de la República.

La confianza sobre el conteo de votos o cualquier acto relacionado con el proceso electoral ya no se tiene, sobre todo en el Instituto Electoral de Coahuila y tampoco en quienes resguardaron los paquetes electorales, en este caso Fuerza Coahuila, dijo.

“A quien los coahuilenses le tiene miedo es a Fuerza Coahuila, es la autoridad a la que ponen a cuidar todos los paquetes. Esto no es confiable, independientemente de los resultados”, dijo la senadora.
Agregó que “cómo hacerle cuando los paquetes están abiertos y no están bien asegurados. La verdad esta fue una elección de Estado, y esto no lo podemos permitir”.

“¿Cómo le haces cuando un consejero electoral se declara priísta? ¿Cómo le haces cuando conoces llamadas filtradas? Esto es el gran retroceso, nos fuimos a los años 70 u 80, y no lo podemos permitir”, dijo molesta.