La Marcha de la Mujer se llevó a cabo en 673 ciudades de todo el mundo. Tan sólo en Washington, D.C, se congregaron cerca de medio millón de asistentes, afirman los oranizadores

Miles de mujeres organizaron  un gigantesco mitin en la capital de Estados Unidos para enviar un mensaje al nuevo presidente Donald Trump en su reciente llegada a la presidencia.

La Marcha de la Mujer en Washington  (WMW por sus siglas en inglés) se organizó con el objetivo de “defender los derechos de las mujeres en todos los estados, musulmanes, de diversas religiones, de pueblos indígenas, integrantes de la comunidad LGBTTTI, sobrevivientes de agresión sexual y demás” que se sienten amenazados con la llegada del magnate a la presidencia de Estados Unidos.

“La WMW enviará un mensaje audaz a nuestro nuevo gobierno en su primer día en el cargo, y al mundo, para exponer que los derechos de las mujeres son derechos humanos. Estamos juntos, reconociendo que defender a los más marginados entre nosotros es defendernos a todos”, manifestaron los organizadores en un comunicado.

La marcha no sólo se llevó a cabo en Washingtom como se planeó en un principio, sino que se expandió a 673 “ciudades hermanas” en todo el mundo, según informó el diario Los Ángeles Times.

 “A las marchas asistieron más de 2.5 millones de personas de toda Europa, Canadá, México, Kenia, Sudáfrica y Australia”, exponen los organizadores.

Tan sólo en Washington los organizadores estiman un total de medio millón de personas, posicionándose como uno de los mitines más grandes de la capital durante los últimos años.

‘¿POR QUÉ ESTOY MARCHANDO?’

Durante los días previos a la WMW, el diario Los Angeles Times reunió una serie de testimonios sobre la razón de las personas para sumarse a las manifestaciones contra el gobierno de Donald Trump.

Más de cien personas, entre hombres y mujeres, contestaron a la pregunta “¿Por qué estoy marchando?

"Estoy marchando porque quiero que el Congreso, Trump y la Corte Suprema sepan que las mujeres van a luchar para mantener sus derechos sobre sus propios cuerpos. Los votantes del triunfo creen que el gobierno debe permanecer fuera de la vida de las personas pero desean legislar la opción de las mujeres. Eso es hipócrita e incorrecto". Dana Stevens, Washington, D.C.

"Estoy marchando por una administración entrante que está en contra de la humanidad, de la empatía, contra la razón y el progreso, contra la reflexión y la introspección y la humildad y la curiosidad - básicamente contra todo lo que todos debemos esforzarnos en hacer como seres humanos. Trump y lo que él representa es la antítesis de lo que hace que la vida valga la pena vivir”.  Adam Pringle, Santa Ana, California.

"¡El derecho de las mujeres a elegir! Debemos decir algo ahora o perder lo que hemos dado por sentado desde los años setenta. Tengo 51 años, pero recuerdo de dónde venimos”. Carolin Brillante, Los Ángeles, California.

“Yo estoy marchando no porque crea que va a cambiar algo, pero es importante para mí practicar mi derecho a la libertad de expresión frente a un presidente que ha utilizado las tácticas de intimidación y amenazas para cerrar a los periodistas y básicamente a cualquiera que exprese una opinión que a él no le gusta”. Carolyn Sun, Nueva York.

"Estoy marchando hoy en solidaridad de todos nosotros. La retórica de Trump se divide. Sus políticas están impulsadas por los beneficios. Creo que el amor prevalecerá”. Charlotte Agell, Portland, Maine.

"Voy a marchar para tomar el compromiso de hacer cumplir los derechos y proteger a las poblaciones más vulnerables de nuestro país; Para desafiar el racismo, el sexismo, el elitismo; Para decirle a la nueva administración que todavía estoy de pie, lista y observándole”. Cynthia C., Oakland, California.

"Mujeres murieron por mi derecho a votar. Han soportado varios tipos de acoso y acoso sexual. Porque todavía nos pagan menos y nuestra lucha por nuestros derechos ni siquiera es una necesidad, pero lo es. Estoy marchando para que Trump sepa que somos muy poderosos cuando prohibimos juntos. Estoy agradecido por los hombres que se unen a nosotros y nos han ayudado a lo largo del tiempo. Estoy marchando por mujeres en todo el mundo cuya lucha está en silencio. Estoy marchando para ser su voz y asegurar los derechos de las niñas jóvenes y no nacidos”. Dana Liesegang, Grand Junction, Colorado.

"Mis hermanos y yo fuimos criados por una madre soltera. Ella era una mujer inteligente y capaz que hizo algunos trabajos difíciles para criar a sus hijos. Fui testigo de su victimización basada únicamente en su género, y eso me abrió los ojos en una edad muy temprana a las luchas que muchas mujeres enfrentan para participar en un terreno de juego nivelado ". Bill McCarty, Santa Ana, California.

Con información de Los Angeles Times y Womens March