¿Cuál es “la verdad” de lo sucedido en este proceso electoral? En el caso de la lucha electoral y posterior en Coahuila existen 3 fuerzas en pugna por imponer “su verdad” como definitiva: Las redes sociales que representan el sentir –en todos sus excesos– de la ciudadanía, el Frente por la Dignidad de Coahuila y el IEC.

‘La verdad’ de las redes sociales (atemporal):
“Fue una elección de Estado. Hubo acarreo de votantes y compra de votos. Me contaron. Robo masivo de urnas, violación y transporte ilegal de las mismas. Yo lo vi. Hasta un fraude cibernético hubo. Pinche IEC está al servicio del Gobierno Estatal. Son chingaderas”. 

‘La verdad’ del Frente por la Dignidad de Coahuila (14 de junio):
“Hoy presentamos este juicio detallado en más de mil páginas, en más de 5 cajas, que contienen más de 200 pruebas, en las que queda plenamente demostrado el fraude y las irregularidades cometidas. Exigimos que se anule la elección y se repitan las elecciones en Coahuila”.

‘La verdad’ del IEC (18 junio):
“No existe ninguna prueba contundente de algún paquete alterado, de alguna bodega alterada o de algún paquete violentado”. Quién afirma dichas situaciones “tiene la obligación de probarlo ante las instancias correspondientes. Hasta el día de hoy el IEC no ha recibido una sola prueba de alguna de esas situaciones”.

“Sobre el caso del conteo rápido, con la muestra de resultados recibidos no era posible dar ninguna proyección de ganador”. Los resultados del Prep se suspendieron porque no llegaron las actas de escrutinio de las casillas. 

Además esta información es preliminar, “no vinculante”. “Sólo 3 paquetes electorales de 2 mil 628 fueron destruidos por algún partido político”.

Para dar mayor certeza a la elección de Gobernador, “se contó, voto por voto, el 92 por ciento de los paquetes electorales; para Diputados Locales y Alcaldes, el 98 por ciento; y para el caso de Saltillo, el 100 por ciento. Este conteo se realizó en presencia de los partidos políticos”.

¿Cuál “verdad” triunfará al final? ¿La visceral, unida a la política; o la jurídica, basada en evidencia empírica?