Distintos aspectos a considerar antes de salir y optar mejor por la caminadora

Realizando cualquier actividad física afuera, es importante tener precauciones para evitar agotamiento por el calor. Muchos de sus síntomas se manifiestan en nausea, sed excesiva, fatiga, músculos débiles, y piel fría y húmeda.

Te puede interesar

“Cualquier enfermedad relacionada con el calor pueden ocurrir cuando el cuerpo excede su capacidad para compensar por el ascenso de la temperatura [corporal]” dice la doctora Allen Towfigh, neuróloga experta en medicina del sueño.

El punto de tolerancia varía de persona en persona, pero en individuos con estilo de vida más sano tienen entre 36 y 37.5 °C de temperatura corporal. Por lo que un “golpe de calor” puede llegar después de los 40°C o más. Y los efectos pueden llegar rápidamente después de los 15 a 20 minutos, luego de tomar a la gente por sorpresa, dice la doctora gastroenteróloga Partha Nandi.

Una vez que la temperatura corporal incrementa, el hipotálamo se encarga de regular la temperatura al secretar sudor y dirigir la sangre de los órganos internos a la piel; pero cuando se alcanzan altos niveles de humedad, el sudor no llega a enfriar al cuerpo y podría llevar al colapso.

Factores de riesgo a considerar: Altas temperaturas o niveles de humedad, deshidratación, y esfuerzo físico excesivo. Esto puede elevar su probabilidad gracias a otros factores como la alta temperatura ambiental.

 

Señales de advertencia: Enrojecimiento de la piel, mareos, visión borrosa, dolor de cabeza, visión de túnel y debilidad muscular.

 

Acciones para evitar problemas: Beber líquidos abundantes, tomar un descanso, vestirse adecuadamente con ropa ligera que permita la ventilación, elegir un mejor ejercicio que se ajuste al clima, y prestar atención al cuerpo en caso de dar señales de debilidad o agotamiento.

En el caso de experimentar cualquiera de las señales de advertencia, proceda a cambiarse a una ropa más seca, dejar de exponerse al sol e hidratarse. De no poder combatir los síntomas en unos 15 minutos, deberá atender a un médico.

Para finalizar, “escuchen” a su cuerpo y conozcan sus limitaciones. El esfuerzo y la disciplina no deben poner en riesgo tu salud.