El técnico mexicano planteó un gran juego en el que México sacó el empate ante la poderosa selección de Portugal. Foto: EFE
El optimismo del técnico se basa en estadísticas, en que tuvo el balón más que el rival, aunque al final los goles hayan sido los mismos
Las estadísticas están ahí para ser discutidas. FIFA publicó que tuvimos 60% el balón y eso es muy meritorio. Jugamos de igual a igual contra el campeón de Europa y tuvieron que modificar para tratar de ganarnos”.
Juan Carlos Osorio. técnico de México.

KAZÁN.- Juan Carlos Osorio se fue contento de la Arena Kazán; que la Selección Nacional la haya empatado 2-2 al campeón de Europa, es como un triunfo para el colombiano, para su proyecto, para su futuro.

El optimismo del técnico se basa en estadísticas, en que tuvo el balón más que el rival, aunque al final, los goles hayan sido los mismos.

“Las estadísticas están ahí para ser discutidas. FIFA publicó que tuvimos 60% el balón y eso es muy meritorio. Jugamos de igual a igual contra el campeón de Europa y tuvieron que modificar para tratar de ganarnos”.

Continuó con los elogios por unos momentos y luego pasó a decir lo que cree que se hizo mal: “Hay muchas cosas por mejorar; si me toca elegir una, es la finalización”, sentenció.

Por eso es que no se explica la salida de uno de los mejores jugadores del partido para México, como Carlos Vela, quien le dio su lugar a Giovani dos Santos, quien no pesó.

En lugar de criticar las fallas de Javier Hernández frente al arco rival, alabó su presencia de área. “Tuvo tres extraordinarias oportunidades: con un cabezazo a pase de Carlos Vela arrancado en la posición de falso extremo; la segunda, una combinación entre Carlos y Raúl [Jiménez], que él finalizó con un disparo desviado y la última que no pudo controlar a pase de Giovani”.

Así que mientras Portugal jugó al pelotazo, México lo hizo, “elaborando el juego, pudimos concretar; al final, la pelota detenida nos premia y Héctor Moreno le da un gran resultado al futbol mexicano”.

Dejando atrás el optimismo, Osorio habló de Nueva Zelanda, “cada juego tiene su importancia, ya está este resultado, así que nos vamos a enfocar, porque se juega la vida”.

Buenos recuerdos

Por su parte Memo Ochoa la celebró una gran tarde, pues si no hubiera detenido ese remate de André Silva, quizá ahora se lamentaría la derrota. 

Algo similar a lo que vivió con México hace exactamente tres años, en juego contra Brasil

“Sí, coinciden los tiempos, parece, a esa atajada también se le hizo mucho ruido, pero bueno, uno está para eso, es mi trabajo”, mencionó el portero surgido del América.

El punto es importante, “porque nos pone en la pelea, ahora hay que ir a Sochi (contra Nueva Zelanda) a tratar de ganar, y no es que el rival sea sencillo nada más porque sí, hay que trabajarlo muy bien, contra Portugal tuvimos mucho tiempo de plantear el partido, ahora sólo tendremos dos días para planear la estrategia, que seguro el profe ya tiene en su cabeza”.