Vocal. Juan Álvaro Martínez. / Archivo
La Junta Local del INE, tenía la función de alimentar de datos al PREP y al Conteo Rápido, con información recabada directamente desde las casillas

El vocal ejecutivo de la Junta Local del INE en Coahuila, Juan Álvaro Martínez, reveló que preparan un informe sobre la parte que les tocó, para alimentar con datos al Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) y Conteo Rápido, a partir de ese informe, se podrán deslindar responsabilidades en caso de encontrarse errores.

La Junta Local del Instituto Nacional Electoral, a través de los capacitadores electorales, tenía la función de alimentar de datos al PREP y al Conteo Rápido, con información recabada directamente desde las casillas tras finalizar la jornada electoral del pasado domingo 4 de junio.

El INE además fue responsable de capacitar a los ciudadanos funcionarios de casillas, y el 80 por ciento de las personas que estuvieron como funcionarios fueron capacitados con simulacros.

Los capacitadores electorales enviaron a través de un teléfono móvil la información de las actas de escrutinio y cómputo a un centro de captura del Instituto Electoral de Coahuila, y también enviaron información para alimentar el Conteo Rápido.

Sin embargo, Juan Álvaro Martínez explicó que no se tiene aún la cifra de cuántas actas finales de casillas fueron enviadas por los capacitadores electorales, cuáles eran ilegibles, y por qué motivo; uno de los factores, explicó, puede ser que había poca iluminación en las casillas porque algunas eran rurales.

También el IEC recibió la información cuando los paquetes electorales llegaron a los comités distritales y municipales, al hacerse ahí un escaneo de las actas de escrutinio y enviarlas al centro de captura del IEC.

“Nuestra función termina cuando el capacitador manda las imágenes o cuando el presidente de casilla las entrega a un centro de transmisión de datos”, dijo.

El vocal ejecutivo del INE explicó que se está integrando un informe en el cual se involucra a los capacitadores electorales, para conocer de primera mano si se enviaron las fotografías de las actas y en qué condiciones se enviaron.

El Informe se rendiría primero a las oficinas centrales del INE en la Ciudad de México.

Los partidos políticos y el INE en la Ciudad de México se han reunido para trazar una agenda sobre la elección de Coahuila y en esas comisiones se verá también si hubo algún error, entonces deslindar responsabilidades de manera interna.